¿Qué significa soñar con piel?

La piel actúa de cubierta protectora de nuestro organismo, siendo vulnerable a sufrir ciertas lesiones, heridas o enfermedades al estar en permanente contacto con el entorno.

Soñar con piel
Soñar con piel hace referencia a nuestros vínculos sociales y nuestro comportamiento con los demás
Los pelos y las uñas se originan dentro algunas de las capas de la piel, ayudándole a cuidar nuestro cuerpo de agentes externos.

Piel tersa y suave
Soñar que tenemos la piel tersa indica que estamos conformes con nuestra forma de ser
Soñar con piel hace referencia directa a nuestros vínculos sociales. Recordemos que la interpretación de los sueños diferirá de acuerdo a nuestro contexto y a nuestra personalidad. A continuación detallaremos algunos posibles casos de soñar con piel.

  • Soñar que perdemos o cambiamos la piel

    sugiere que estamos próximos a vivir un cambio importante en nuestra rutina. Nuestros secretos más íntimos serán develados, y finalmente podremos renacer como la persona que verdaderamente somos sin temor al qué dirán. Es posible que al comienzo nos sintamos incómodos o avergonzados, pero con el transcurrir del tiempo, nos sentiremos libres y despojados de todos aquellos sentimientos que afectaban negativamente nuestra vida. También es bastante común ver que una serpiente cambia la piel, convirtiéndose éste en un buen presagio que indica prosperidad.
  • Soñar que llevamos abrigos de pieles o que vestimos pieles

    quiere decir que anhelamos cambiar nuestro estilo de vida. Deseamos ser exitosos en algún ámbito o alcanzar la riqueza cueste lo que cueste, con tal fin somos capaces de hacer cualquier cosa, incluso aparentar ser alguien que no somos. Este fuerte deseo de ambición y esa necesidad extrema de sentirnos aceptados por los demás, solamente nos traerá consigo desgracias y malas pasadas. Los celos y la envidia son los principales motores que nos conducirán por este sinuoso camino. Tengamos cuidado con lo que deseamos.
  • Soñar con sacarle la piel a alguien o despellejarlo

    indica que estamos a punto de descubrir una faceta de alguien que no deseábamos ver. Es muy probable que el cariño o amor que sentimos por esa persona que nos gusta sea tan grande y desinteresado que simplemente no queremos aceptar la realidad, negándonos inconscientemente a verla. Quedará en nuestras propias manos la opción de perdonar o de alejarnos de esa persona. No olvidemos que hay elecciones que son completamente irreversibles, por lo tanto no nos dejemos llevar por la decepción y pensemos dos veces antes de actuar.
  • Tener la piel manchada, con cicatrices o con sarpullidos en los sueños

    hace alusión a cómo nos vemos a nosotros mismos en la realidad. Cuando nos miramos al espejo, no siempre vemos lo que realmente quisiéramos. Muchas veces no nos sentimos cómodos ni conformes con quiénes somos... aunque el problema radica puntualmente en las apariencias. Estamos tan preocupados por nuestros aspecto físico, que todo lo demás pasa instantáneamente a segundo plano. Esta situación enfermiza solo nos acarrea trastornos y dolores de cabeza. Un cambio de actitud nos hará ver al mundo con otros ojos. Debemos aprender a aceptarnos con nuestros defectos y nuestras virtudes. Para ampliar el significado de este sueño, te sugiero que leas soñar con acné.
  • Soñar que estamos llenos de arrugas

    se relaciona con la sabiduría. Hemos atravesado momentos difíciles que nos han hecho madurar y crecer interiormente. Por otro lado, soñar que tenemos la piel tersa, significa que nos sentimos a gusto con quiénes somos y que estamos listos para formar nuevas amistades.

En términos generales, soñar con piel se relaciona con la capacidad que tenemos para aceptar nuestros errores y seguir adelante, o con la negatividad que nos impide caminar por el sendero correcto.

Cambiar la piel
Soñar que cambiamos la piel anuncia un cambio profundo que está por venir a nuestras vidas
La baja estima, acompañada de la desesperación por adaptarnos a un grupo, nos obligan a actuar de maneras impensables. Soñar con la piel advierte que debemos conocer nuestras limitaciones y percibir la realidad tal cuál es.