¿Qué significa soñar con payasos?

Los payasos o clowns se caracterizan por su exceso de maquillaje, así como también por su ropa extravagante y colorida. Existen diferentes tipos de payasos, tales como arlequines, bufones y clowns, y pese a que nacieron para hacer reír a la gente, irónicamente, son figuras que usualmente se convierten en la peor pesadilla de los niños.

Payaso malabarista
Soñar con payasos haciendo malabares es un sueño habitual en los niños
Soñar con payasos esconde en sí lo bueno y lo malo, porque si bien a este personaje se lo asocia con la diversión y la alegría para niños y adultos, a su vez hace alusión a la hipocrecía de la sociedad, por lo que el significado del sueño dependerá de la actitud del payaso en el sueño y de nuestro actual estado de ánimo.

Pesadilla con payasos
Soñar con payasos usualmente se relaciona a pesadillas y sueños desagradables
Como es costumbre en nuestro sitio, a continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con payasos.

  • Soñar que somos payasos o estamos disfrazados de payasos

    quiere decir que, por alguna razón, no estamos siendo auténticos, optando por una postura mediocre y poco sincera. No somos fieles a nuestros intereses ni a nuestra personalidad, mostrando a los demás alguien que no somos. Es posible que solamente se trate de un mecanismo de defensa, que utilizamos por querer pertenecer a un grupo y no sentirnos aislados. Tengamos presente que tarde o temprano descubrirán nuestro verdadero yo y tendrán que aceptarnos como tal. Lo ideal para una vida y una mente saludable, es no atarnos al qué dirán, quitándonos la máscara o el maquillaje, dejando expuesta nuestra verdadera identidad.
  • Estar rodeado de payasos en los sueños

    significa que la gente que nos rodea no es lo que aparenta ser. Debemos tener precaución, porque hay personas con malas intenciones que estamos atrayendo con nuestras actitudes o con nuestras juntas. Muchas veces las personas se ponen de acuerdo para hacerle la vida imposible a alguien, lo cual es muy triste, pero nadie está excento de ello. Detectemos cuanto antes a nuestros enemigos y pensemos seriamente en cambiar nuestras amistades.
  • Soñar que aparece un payaso en una fiesta

    hace alusión a la llegada de buenas nuevas, de noticias que pueden cambiar nuestra vida o el rumbo de la misma. El factor sorpresa, así como las fiestas, son los factores determinantes que marcan el inicio de un periodo repleto de satisfacciones personales y laborales.
  • Soñar que reímos con varios payasos en un circo

    se relaciona con los vínculos falsos que hemos formado. Gracias a ciertas circunstancias de la vida, somos demasiado vulnerables, por lo que la gente se puede aprovechar fácilmente de nuestra buena fe y buena predisposición. Estemos alertas y no permitamos que jueguen con nuestros sentimientos.
  • Soñar que un payaso nos ataca o nos agrede

    quiere decir que se acerca un fuerte intercambio de palabras y opiniones con rivales poderosos. Estamos más irritables de lo normal, por lo tanto, los pleitos y las peleas estarán a la orden del día. Intentemos enfriar la cabeza y actuar con racionalidad. Nada bueno sale al discutir cuando la sangre nos hierve. Soñar que atacamos a un payaso tiene un significado similar, ya que sugiere que tendremos que imponer nuestros puntos de vista para ser comprendidos por los nuestros.

En términos generales, soñar con payasos hace referencia al miedo que sentimos de ser humillados públicamente. Todas las personas cometemos errores y no por ello debemos sentir que el mundo se nos viene abajo. Pensemos que las situaciones ridículas forman parte de la vida, y que gracias a ellas podemos romper el hielo en alguna reunión importante de nuestra oficina o en algún encuentro familiar donde el ambiente se encuentra demasiado tenso.

Grupo de payasos
Soñar con muchos payasos indica que debemos prestar más atención a la gente de nuestro entorno
Soñar con payasos y clowns advierte además que deberemos ser precavidos con lo que decimos frente a las personas de nuestro círculo, pues si somos demasiado sensibles o suceptibles, todo lo que digamos o hagamos puede ser usado en nuestra contra, logrando únicamente que la baja autoestima que tenemos, se desmorone a mayor velocidad. Aprendamos de las experiencias y no nos dejemos abatir por el pánico.