La piel actúa de cubierta protectora de nuestro organismo, siendo vulnerable a sufrir ciertas lesiones, heridas o enfermedades al estar en permanente contacto con el entorno.

Soñar con piel
Soñar con piel hace referencia a nuestros vínculos sociales y nuestro comportamiento con los demás
Los pelos y las uñas se originan dentro algunas de las capas de la piel, ayudándole a cuidar nuestro cuerpo de agentes externos.

Piel tersa y suave
Soñar que tenemos la piel tersa indica que estamos conformes con nuestra forma de ser
Soñar con piel hace referencia directa a nuestros vínculos sociales. Recordemos que la interpretación de los sueños diferirá de acuerdo a nuestro contexto y a nuestra personalidad. A continuación detallaremos algunos posibles casos de soñar con piel.

  • Soñar que perdemos o cambiamos la piel

    sugiere que estamos próximos a vivir un cambio importante en nuestra rutina. Nuestros secretos más íntimos serán develados, y finalmente podremos renacer como la persona que verdaderamente somos sin temor al qué dirán. Es posible que al comienzo nos sintamos incómodos o avergonzados, pero con el transcurrir del tiempo, nos sentiremos libres y despojados de todos aquellos sentimientos que afectaban negativamente nuestra vida. También es bastante común ver que una serpiente cambia la piel, convirtiéndose éste en un buen presagio que indica prosperidad.
  • Soñar que llevamos abrigos de pieles o que vestimos pieles

    quiere decir que anhelamos cambiar nuestro estilo de vida. Deseamos ser exitosos en algún ámbito o alcanzar la riqueza cueste lo que cueste, con tal fin somos capaces de hacer cualquier cosa, incluso aparentar ser alguien que no somos. Este fuerte deseo de ambición y esa necesidad extrema de sentirnos aceptados por los demás, solamente nos traerá consigo desgracias y malas pasadas. Los celos y la envidia son los principales motores que nos conducirán por este sinuoso camino. Tengamos cuidado con lo que deseamos.
  • Soñar con sacarle la piel a alguien o despellejarlo

    indica que estamos a punto de descubrir una faceta de alguien que no deseábamos ver. Es muy probable que el cariño o amor que sentimos por esa persona que nos gusta sea tan grande y desinteresado que simplemente no queremos aceptar la realidad, negándonos inconscientemente a verla. Quedará en nuestras propias manos la opción de perdonar o de alejarnos de esa persona. No olvidemos que hay elecciones que son completamente irreversibles, por lo tanto no nos dejemos llevar por la decepción y pensemos dos veces antes de actuar.
  • Tener la piel manchada, con cicatrices o con sarpullidos en los sueños

    hace alusión a cómo nos vemos a nosotros mismos en la realidad. Cuando nos miramos al espejo, no siempre vemos lo que realmente quisiéramos. Muchas veces no nos sentimos cómodos ni conformes con quiénes somos... aunque el problema radica puntualmente en las apariencias. Estamos tan preocupados por nuestros aspecto físico, que todo lo demás pasa instantáneamente a segundo plano. Esta situación enfermiza solo nos acarrea trastornos y dolores de cabeza. Un cambio de actitud nos hará ver al mundo con otros ojos. Debemos aprender a aceptarnos con nuestros defectos y nuestras virtudes. Para ampliar el significado de este sueño, te sugiero que leas soñar con acné.
  • Soñar que estamos llenos de arrugas

    se relaciona con la sabiduría. Hemos atravesado momentos difíciles que nos han hecho madurar y crecer interiormente. Por otro lado, soñar que tenemos la piel tersa, significa que nos sentimos a gusto con quiénes somos y que estamos listos para formar nuevas amistades.

En términos generales, soñar con piel se relaciona con la capacidad que tenemos para aceptar nuestros errores y seguir adelante, o con la negatividad que nos impide caminar por el sendero correcto.

Cambiar la piel
Soñar que cambiamos la piel anuncia un cambio profundo que está por venir a nuestras vidas
La baja estima, acompañada de la desesperación por adaptarnos a un grupo, nos obligan a actuar de maneras impensables. Soñar con la piel advierte que debemos conocer nuestras limitaciones y percibir la realidad tal cuál es.

Las sirenas, al igual que los duendes, son seres mitológicos. Desde tiempos remotos se las vincula con la belleza, la juventud y la tentación.

Soñar con sirenas
Soñar con sirenas se relaciona con un ferviente deseo de conformar una relación estable a cualquier precio
Las sirenas se representan comúnmente como mujeres que, en lugar de piernas, poseen una cola de pez, aunque también existe la versión masculina de este ser mitológico, conocido como tritón. La mitología cuenta que estos seres vivían en el mar, donde con sus cantos y belleza lograban enloquecer a las tripulaciones de los barcos, llevándolos a naufragar.

Sirena en la arena
Soñar que una sirena nos llama implica que estamos siendo influenciados por alguien que desea aprovecharse de nosotros
Soñar con sirenas suele ser una señal para alertarnos sobre nuestros pensamientos y accionar. Es posible que debamos volver a poner los pies sobre la tierra y dejar a un lado las fantasías antes de que sea demasiado tarde. A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con sirenas.

  • Soñar que vemos una sirena

    simboliza el fuerte anhelo por tener una relación estable. Muchas veces la soledad nos juega una mala pasada, por lo que los vínculos afectivos que se forman entre los seres que nos rodean nos terminan produciendo náuseas, y nos conducen inevitablemente a los celos. Al encontrarnos tan desesperados por hallar a la persona de nuestros sueños, somos vulnerables a engaños, convirtiéndonos en presa fácil de gente con malas intenciones. Seamos conscientes que no podemos forzar ni manipular a las personas para que nos amen, ya que de esta manera la relación se tornaría enfermiza y no sería recíproca. No nos obsesionemos con el amor, y esperemos pacientemente a que éste golpee las puertas de nuestro corazón en el momento indicado.
  • Soñar que una sirena nos llama

    quiere decir que alguien cercano nos está influenciando negativamente o que desea aprovecharse de nuestra buena fe. La triste realidad es que mucha gente solo persigue la fama y el dinero, siendo capaces de hacer cualquier cosa con tal de ganar ciertos estatus social y económico. Seamos cautelosos y no permitamos que esta clase de persona nos seduzca, para evitarlo es prudente escuchar consejos de amistades, así obtendremos una visión más objetiva de la situación que vivimos.
  • Soñar que una sirena nos ataca

    sugiere que nos sentimos defraudados por alguien muy especial. Este sueño representa el daño que nos han hecho y cuán lastimados nos sentimos por ello. Tanto las infidelidades como las mentiras nos dejan marcas. Podemos perdonar, pero el futuro queda en nuestras manos: podemos volver a depositar nuestra confianza en esa persona o dejarla ir para siempre. Los seres humanos constantemente cometemos equivocaciones, pero solo Dios puede juzgarnos.
  • Soñar que somos sirenas o tritones

    representa nuestra habilidad para manipular a los demás, o bien, nuestro anhelo por lograrlo. Tenemos un gran poder de seducción y sabemos cómo hacer buen uso de ella... o al menos eso creemos. Existen personas que son más inteligentes que nosotros y nos pueden hacer creer que están a nuestra merced, cuando en realidad nosotros hemos picado su anzuelo. Recordemos que toda acción se puede revertir y volverse en nuestra contra.

En términos generales, soñar con sirenas advierte que debemos cuidarnos de quienes nos rodean, principalmente de aquellos que se muestran tan carismáticos y que se caracterizan por su labia.

Sirenas y tritones
Soñar que somos sirenas hace referencia a nuestra capacidad de manipular a las personas que nos rodean
Soñar con sirenas nos recuerda que todavía nos queda un largo camino por recorrer y que no debemos dejarnos cegar por las apariencias.