¿Qué significa mi sueño?

Son mensajes de nuestro inconsciente, una puerta a conocernos mejor. Meditarlos e interpretarlos correctamente, nos permite entendernos a nosotros mismos, a nuestras emociones mas profundas. En este blog, te invitamos a que te conozcas.

La lengua es un órgano que, entre otras funciones importantes, nos ayuda a degradar alimentos y nos permite el habla, razón con la cual soñar con lengua, según el contexto, se vincula con habladurías, críticas e incluso adquiere connotaciones sexuales.

La lengua en los sueños
La lengua en los sueños
A continuación detallaremos algunas posibles interpretaciones de la lengua en los sueños.

  • Soñar que tenemos pelos en la lengua es un sueño común, que se asocia con nuestra facilidad para hablar de más bajo cualquier circunstancia. Para evitar tener problemas, es recomendable pensar dos veces las cosas antes de decirlas.
  • Mostrarle la lengua a alguien en los sueños significa que nos veremos envueltos en peleas, pero seremos capaces de reconocer nuestros errores y nuestra impulsividad.
  • Soñar que otra persona nos muestra su lengua representa el deseo sexual hacia ese individuo. Puede estar relacionado con nuestros sentimientos, aunque usualmente se basa solo en la atracción física.
  • Tener una lengua bífida (como una serpiente) en los sueños hace referencia a las calumnias, injurias y mentiras. Cuidemos lo que decimos y con quién lo compartimos, porque nos puede jugar en contra. Recordemos el dicho: "las mentiras tienen patas cortas". Si por el contrario, es alguien conocido quien tiene la lengua cortada en dos, indica que le tememos a su imprudencia y a sus críticas. Es mejor mantenerse alejado de las personas tóxicas.
  • Soñar que estamos con personas con lengua de víbora anuncia una pronta reunión, en donde los ausentes serán víctimas de calumnias y críticas destructivas. Es importante recordar el significado de las serpientes en los sueños para ser más precisas en esta interpretación.
  • Cortarle la lengua a alguien más quiere decir que esa persona ha dicho algo que no ha sido de nuestro agrado, ya que nos ha perjudicado directamente o indirectamente. También puede referirse, al daño que ese comentario ha causado, en alguna persona de nuestro entorno, y nuestra impotencia frente a tal situación.
  • Soñar que tenemos la lengua lastimada o hinchada es señal que estamos hablando mal de una persona que no se lo merece, quizás por envidia o celos. 
  • Mordernos la lengua en los sueños simbolizan los chismes en los que estamos envueltos, así como también nuestra prudencia al momento de expresarnos, por temor a la opinión ajena. Además puede interpretarse como impotencia sexual.
  • Soñar que nos tiran la lengua quiere decir que somos propensos a ser provocados. Dejemos un poco de lado nuestro orgullo y no entremos en ese juego, porque éste solamente nos ocasionará disputas y conflictos en nuestro entorno.

En términos generales, la lengua en los sueños puede ser interpretada como una advertencia acerca del poder de nuestras palabras, y el daño que generan sobre nuestro entorno, o también como un sentimiento de impotencia frente a la deslealtad, falsedad e hipocrecía de las personas que nos rodean.

Soñar con pan está íntimamente relacionado con el dinero y la familia. Usualmente se trata de un sueño que nos trae connotaciones positivas para nuestra vida y rutina, aunque para lograr una mejor interpretación, es necesario conocer el estado en el que se encuentra el alimento en nuestro sueño.

El pan en los sueños
El pan en los sueños
A continuación detallaremos algunos posibles casos de soñar con panes.

  • Soñar que vemos un pan enorme se vincula con la prosperidad y la riqueza, no solo monetaria sino también con el crecimiento y la madurez de la persona que lo sueña. Además anuncia paz y tranquilidad en el hogar.
  • Ver muchos panes sobre la mesa quiere decir que algún integrante de nuestra familia tendrá nuevas posibilidades laborales y que este suceso traerá consigo, comodidad económica en nuestro hogar. Es el momento ideal para saldar deudas pendientes.
  • Soñar que comemos pan presagia que finalmente alcanzaremos la estabilidad económica que tanto hemos anhelado. Para ello, quizá debamos privarnos de algunos placeres y aprender a invertir, pensando en un futuro. En caso que comamos mucho pan en el sueño, también se vincula con nuestra baja autoestima y la ardua necesidad de bajar de peso. Por el contrario, si comemos pan negro o de salvado, nos alerta sobre posibles trastornos en nuestra salud.
  • Comer pan con otras personas sugiere que estamos rodeados de buenos amigos. También hace alusión a nuestra capacidad innata de resolver cualquier clase de inconveniente que se nos presente.
  • Soñar que un bebé está comiendo pan representa el amor incondicional que sentimos por nuestra familia. Somos capaces de dar todo por el bienestar de los nuestros. Puedes leer más sobre el significado de los bebés en los sueños para ampliar tu interpretación.
  • Amasar pan en los sueños hace alusión a problemas y discusiones en el ámbito familiar. Procuremos ser objetivos y comprensivos para evitar que los conflictos nos alejen de nuestros seres queridos.
  • Soñar que estamos cocinando pan quiere decir que la suerte nos sonreirá, ya que nuestros negocios marcharán a la perfección. Nuestro arduo trabajo finalmente dará sus frutos.
  • Vernos sacando el pan del horno indica que tendremos un futuro provechoso, en donde se reflejarán nuestras buenas obras y nuestras correctas decisiones. Es posible que surjan nuevas oportunidades laborales para que crezcamos.
  • Soñar con pan duro o quemado es señal que tendremos una mala racha en el ámbito financiero. Si nosotros no podemos controlar nuestros gastos, deleguemos esa tarea a nuestra pareja, al menos provisoriamente.
  • El pan caliente o recién salido del horno en los sueños anuncia problemas de salud en nosotros o en algún integrante de nuestra familia. Estemos pendientes a cualquier síntoma, y ante el mínimo que notemos, visitemos a nuestro médico para evitar que el problema pase a mayores.
  • Soñar que estamos cortando pan nos advierte sobre personas con malas intenciones. Hay gente que al notar que estamos progresando, nos envidia y desea vernos en la ruina. Sepamos elegir nuestras amistades y evitemos involucrarnos con personas conflictivas.
  • Llevar muchos panes significa que cambiará nuestra suerte. Simboliza las riquezas económicas y una época de vacas gordas.
  • Soñar que recibimos o que nos regalan pan hace referencia a la recompensa por nuestro esfuerzo. Probablemente recibamos un aumento de sueldo o un ascenso laboral.
  • Repartir pan en los sueños se asocia con la tranquilidad y la paz en nuestro hogar. No hay nada más gratificante que la armonía en nuestras casas.
  • Soñar que hemos perdido o que estamos buscando pan se relaciona con grandes pérdidas financieras. No es momento para realizar apuestas ni jugar en casinos. El que ahorra siempre tiene.

En términos generales, el pan en los sueños se vincula estrechamente con nuestra vida familiar y el bienestar económico. Incluso en las mujeres puede simbolizar el instinto maternal y la posibilidad de avanzar en las relaciones sentimentales.
Síguenos en Facebook