Los caballos son mamíferos que desde tiempos remotos fueron domesticados por el hombre. Los caballos en los sueños simbolizan la fuerza, vitalidad y resistencia, cualidades que son determinantes a la hora de enfrentar problemas que se nos presentan diariamente.

Caballo negro corriendo
Los caballos representan nuestra fuerza y motivación a la hora de enfrentar los problemas
Soñar con caballos es uno de esos sueños que suelen volverse recurrentes con facilidad, sobre todo en estudiantes en época de exámen o en personas que viven compenetradas con su trabajo.
Como siempre sucede cuando buscamos el significado de sueños, la interpretación dependerá principalmente del comportamiento del equino y de su interacción con nosotros, aunque también suele ser relevante el color de este animal.

Caballos en los sueños
Soñar que cabalgamos un caballo es uno de los sueños más comunes de todos
A continuación detallaremos algunos posibles significados de soñar con caballos.

  • Soñar que vemos un caballo

    representa nuestra fortaleza. Somos personas independientes, por lo que no solemos pedir ayuda, ya que sentimos que solos podemos solucionar cualquier inconveniente, de manera rápida y eficiente. Mucha de la gente que nos rodea suele alejarse de nosotros, ya que la soberbia y aire de superioridad que nos caracteriza, los termina espantando. Recordemos que el ser humano es un ser sociable, que necesita de los demás para su supervivencia. Nunca le cerremos las puertas a nadie y seamos humildes, porque nunca podremos solos contra todo, y tarde o temprano, necesitaremos de los demás.
  • Ver a un caballo herido o lastimado

    advierte dificultades inesperadas. Es posible que todo en nuestra vida marche bien, pero si nos descuidamos, los problemas que surjan (por más pequeños que sean) nos consumirán y nos conducirán a la desesperación. Debemos mantener firmes nuestras convicciones y confiar en nuestras capacidades.
  • Soñar con caballos corriendo

    hace alusión a una etapa de estancamiento. Estamos dejando pasar un montón de oportunidades que posiblemente nunca más se nos presentarán. No seamos necios y escuchemos los consejos de nuestros amigos más cercanos, de lo contrario nos arrepentiremos antes de lo pensado.
  • Un caballo con herraduras

    hace referencia a la prosperidad y felicidad en el ámbito amoroso. Si estamos casados o de novios, significa que le hacemos mucho bien a nuestro marido o mujer. En caso de estar solteros, indica que cuando menos lo esperemos, aparecerá esa persona que tanto hemos estado buscando.
  • Soñar que le ponemos herraduras nuevas a un caballo

    , implica que emprenderemos nuevos negocios, pero debemos cuidar que sean legales y no dejarnos tentar ni manipular. Tengamos en cuenta los riesgos que corremos y preparémonos para las consecuencias.
  • Soñar que montamos un caballo

    se relaciona con el éxito en los negocios. Habíamos perdido la esperanza en nuestros emprendimientos, y ésto nos tiene bastante desmotivados. Sin embargo, este sueño nos anuncia prosperidad en el ámbito económico, nuestras ventas se irán incrementando lentamente, así que en pocos meses veremos buenos resultados. Sigamos con nuestros proyectos en pie y no nos dejemos abatir por las malas rachas. Por otro lado, si soñamos que montamos un caballo desbocado, quiere decir que sufriremos una gran inestabilidad emocional, causada por las críticas de nuestros jefes o superiores.
  • Soñar con montar un caballo fuera de control

    sugiere que nos dejamos llevar fácilmente por las emociones y por la pasión. Si montamos un potro, anuncia la posible llegada de algo nuevo, como por ejemplo, la llegada de un hijo.
  • Cabalgar un caballo de carrera

    simboliza la impulsividad. Por lo general no solemos pensar mucho las cosas antes de hablar o de actuar, sin embargo, deberemos ser precavidos, ya que nuestras palabras o actitudes podrían resultar prepotentes o hirientes, y ésto afectará indefectiblemente nuestros vínculos laborales o familiares. Si soñamos que vamos a una carrera de caballos, significa que estamos abusando de nuestro poder o que anhelamos llevar una vida más distendida y libre de preocupaciones.
  • Un carruaje tirado por caballos

    presagia buena suerte. Recientemente hemos tenido que tomar decisiones que cambiarán el rumbo de nuestras vidas. Dejemos de lado las inseguridades y vivamos plenamente el día a día.
  • Soñar que nos caemos de un caballo

    advierte posibles fracasos en el ámbito empresarial. No permitamos que las nimiedades frenen nuestros proyectos, ni que el miedo nos inhiba. Aunque nos cueste creerlo, hemos cosechado sin querer algunos enemigos que nos envidian por todo lo que hemos logrado. Debemos estar preparados psicológicamente para cualquier golpe o para cualquier puñal que nos den por la espalda.
  • Ver una yegua pariendo

    significa que la relación con nuestra pareja mejorará notablemente. La confianza se reafirmará y no dará lugar a celos ni infidelidades. Además sugiere que viviremos a pleno nuestra vida sexual. Para ampliar este significado, te recomiendo que leas soñar con hacer el amor.
  • Soñar que matamos un caballo

    indica que estamos a por traicionar a algún buen amigo. Pensemos dos veces antes de actuar porque "lo hecho, hecho está", y existen cosas que la gente, ni siquiera con el paso del tiempo, es capaz de perdonar por completo. Evaluemos la importancia y el valor que le atribuimos a nuestra amistad para decidir si vale la pena o no perder a un amigo. Por el contrario, si soñamos que vemos un caballo muerto, advierte decepciones amorosas o frustraciones laborales.
  • Soñar con un caballo blanco

    indica que tenemos la fuerza de voluntad necesaria para salir adelante. No nos dejamos vencer fácilmente por los problemas y sabemos cuando pedir ayuda. Por otra parte, los caballos negros en los sueños representan nuestra arrogancia y falta de tolerancia o respeto frente a algunas personas. Nos creemos los dueños absolutos de la verdad y esta actitud nos trae problemas, ya que no permitimos que los ancianos o las personas más sabias que nosotros nos guíen por el buen camino. También se relaciona con el temor a perder a nuestra pareja.

En definitiva, soñar con caballos hace alusión a nuestra dignidad, seguridad y naturaleza luchadora, factores que nos permiten triunfar.

Caballos blanco y negro corriendo
El color del caballo es una de las características que pueden definir el significado de nuestro sueño
Las riendas del caballo representan el rumbo de nuestra vida, dependiendo nuestro futuro exclusivamente de nosotros y de nuestra relación con las personas que nos rodean.

Las iglesias son edificios construidos por los creyentes para realizar ceremonias religiosas, convirtiéndose en el lugar ideal para ser redimidos por nuestros pecados. El sacerdote, de acuerdo a la religión, es el encargado de dar la Misa Sagrada, ya que actúa como intermediario entre nosotros y la divinidad en la que creamos.

Una iglesia en los sueños
Soñar con catedrales y capillas está relacionado con el aspecto espiritual de cada uno
De todas formas, soñar con una iglesia no está ligado concretamente con la religión como era de esperarse. El sueño adquirirá diferentes significados relacionados con la espiritualidad, con el camino a seguir y con los errores que no podemos aceptar. A continuación analizaremos algunas posibles significados de soñar con iglesias.

  • Soñar con una iglesia llena de gente o escuchar el coro cantar

    da indicio de buenas noticias y de paz interior. Es posible que pronto seamos partícipes de alguna buena nueva. Este acontecimiento suele estar íntimamente vinculado con el matrimonio o con el compromiso. Si estamos de novios es factible que nuestra pareja nos pida que formalicemos la relación. En caso de haber roto recientemente con nuestra media naranja, puede significar que hay esperanza de reconciliación, aunque todo dependerá de nosotras. Para ampliar el significado de este sueño, te invito a leer el siguiente artículo: soñar con multitud.
  • Ver una capilla o un monasterio a lo lejos

    quiere decir que sufriremos algunas decepciones o frustraciones. Confiamos ciegamente en la gente, incluso en aquellos que recién conocemos. Seamos un poco más desconfiados, ya que sino puede jugar en contra la inocencia y sinceridad que nos caracterizan.
  • Soñar con los escombros de una iglesia derrumbada o destruida

    anuncia posibles fracasos o llegada de malas noticias. Debemos contar con el apoyo de nuestros familiares y amigos. De esta manera no nos sentiremos solos y podremos superar cualquier problema que se nos presente en el camino. Soñar que somos expulsados de la iglesia adquiere la misma interpretación, nos señala que si confiamos en nuestros seres queridos, podremos sortear cualquier obstáculo por más difícil e imposible que parezca.
  • Encontrarnos con alguien conocido dentro de la iglesia

    significa que estamos preocupados por esa persona en particular. Representa nuestro deseo de protección y el cariño que sentimos por ella. Somos conscientes que está cometiendo errores de los cuales se arrepentirá con el tiempo, pero no sabemos cómo aconsejarlo. Recordemos que cada persona es dueña de su vida y de sus acciones, nosotros podemos dar consejos, pero eso no significa que esa persona actuará de la manera que nosotros esperamos. No seamos tan posesivos.
  • Soñar con una catedral grande y majestuosa

    hace referencia a nuestro deseo de crecer. Este sueño simboliza nuestra gran ambición y nuestra tenacidad. Pese a lo que diga la gente de nuestro entorno, no debemos darnos por vencidos y luchar por el futuro que deseamos.
  • Pasar cerca de una iglesia camino a otro lado

    representa alivio y tranquilidad. Es posible que estemos a punto de salir de un problema que nos atormentaba y que no nos dejaba dormir. Pronto todas aquellas situaciones alegres que hemos visualizado en nuestra mente, se harán realidad siempre y cuando no perdamos la fe.
  • Soñar con una iglesia oscura

    es un muy mal presagio. Sugiere que asistiremos a algún funeral, el cual puede ser incluso de alguien que ni siquiera hemos conocido. También puede relacionarse con nuestra necesidad de visitar a nuestros seres queridos, cuyos restos descansan en el cementerio.
  • Una iglesia iluminada en los sueños

    advierte épocas de congojo y felicidad. Hemos aprendido a vivir y a darle a las cosas la importancia que verdaderamente tienen.
  • Ver al cura en el altar de la capilla

    sugiere que tendremos algunas discusiones o diferencias de opinión con personas de nuestro entorno. Lo importante es mantener siempre la calma y no dejarnos llevar por las opiniones ajenas. Si perseguimos un sueño, no permitamos que nadie nos arrebate la esperanza ni la ilusión.
  • Soñar que estamos en una ermita

    simboliza traición. No depositemos nuestra confianza en cualquier persona, porque las habladurías y las calumnias pueden afectarnos en gran medida. Es preferible que estemos al margen de ciertos debates y no expongamos demasiada información personal.
  • Ver como se quema una iglesia en los sueños

    hace alusión a sentimientos de ira o tristeza. No estamos conformes con quienes somos y nos sentimos aislados del mundo. Es probable que hayamos perdido la fe y nos estemos hundiendo en la depresión. Antes de que sea demasiado tarde intentemos canalizar nuestras emociones en deportes o nuevas actividades. Los incendios representan nuestra inestabilidad emocional.

Como podemos ver, el sueño adquiere diferentes interpretaciones en función a nuestro contexto y a la manera que tenemos de percibir al mundo, pero en general, podemos resumir que soñar con capillas, catedrales, monasterios o iglesias simboliza nuestro deseo por encontrar una pronta solución a aquellos problemas que nos persiguen y no nos dejan avanzar.

Interior de una capilla
Las iglesias y monasterios representan aspectos profundos de nuestra personalidad
Para salir adelante de todo tipo de inconveniente, es requisito fundamental que dejemos de lado nuestra arrogancia y aceptemos la ayuda de nuestros seres más queridos.