¿Qué significa soñar con el diablo?

El diablo, también conocido como Satanás y Lucifer, es un ser sobrenatural que se asocia con todos los males del mundo. Es quizás por esto que, por lo general, cuando hablamos de un sueño con el diablo, estamos hablando prácticamente de una pesadilla.

Representacion del diablo en los sueños
El diablo es una imagen recurrente en los sueños cuando sentimos culpa por algo que hemos hecho
Ya en los relatos bíblicos se muestra a Lucifer como una serpiente, cuyo objetivo es que Adán y Eva desobedezcan la orden de Dios y caigan en la tentación de comer el fruto prohibido. Soñar con el demonio suele relacionarse con sentimientos negativos del pasado que no hemos podido asimilar, así como con miedos y limitaciones del presente.

El demonio y sus símbolos
El demonio suele aparecer acompañado por alguno de sus símbolos, como el tridente o el pentagrama
Como siempre decimos, el significado que tendrá para vos soñar con Satán, dependerá siempre del contexto de tu sueño, tu situación actual, tu estado emocional y de estrés. Por eso mismo, es que a continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con el diablo.

  • Soñar que hablamos con el diablo

    quiere decir que estamos envueltos en algunas relaciones o tratos que, a simple vista serán beneficiosos para nosotros, pero que nos traerán más problemas que soluciones. Es posible que surjan ofertas de negocios tentadoras, pero no dejemos que las apariencias nos engañen. No permitamos que nuestra ambición ni nuestra desesperación por lograr algo nos juegue una mala pasada, y pensemos dos veces las cosas antes de actuar y terminar arrepintiéndonos de nuestro pasado.
  • Ver al diablo de color rojo

    simboliza decepciones amorosas. El rojo se relaciona con la pasión, por lo que no debemos dejarnos guiar por nuestros instintos carnales, de lo contrario, saldremos lastimados. Estos sueños indican que no es el momento propicio para buscar ni encontrar una pareja estable. Por otro lado, si el diablo es de color negro en los sueños, se vincula con problemáticas económicas. Lo importante es ahorrar y no despilfarrar el dinero en cosas innecesarias y superfluas.
  • Soñar que somos amigos o cómplices del diablo

    significa que somos personas sumamente influenciables por los demás. Es probable que los vínculos que hemos formado con algunas personas de nuestro entorno, no sean tan sanos ni tan limpios como parecen. Es importante ser fuertes y no permitir que la gente se aproveche de nuestra buena fe.
  • Soñar que peleamos contra el demonio

    insinúa que tenemos todo lo necesario para hacer frente a nuestros enemigos, lo único que necesitamos es más seguridad en nosotros mismos. Si logramos obtenerla seremos capaces de superar cualquier obstáculo que se nos presente en medio del camino hacia nuestra felicidad. Si soñamos que derrotamos al diablo, hace referencia a nuestra gran fuerza interior y espiritual. No temamos, ya que solos, sin la ayuda de nadie, podremos resolver los inconvenientes que aparezcan.
  • Ver que somos Satanás o Lucifer

    simboliza la tentación y la manipulación. Nos creemos capaces de alcanzar todo aquello que nos propongamos, sin importarnos si dañamos a alguien en el trayecto. Reflexionemos sobre nuestro accionar y pensemos si existe una manera diferente de hacer las cosas, con tal de no afectar al prójimo con nuestras decisiones. También representa la inestabilidad emocional causada por nuestro comportamiento o falta de compromiso con la pareja.
  • Soñar que somos castigados en el infierno

    hace alusión a la culpa que sentimos por la manera en la que hemos reaccionado ante determinado acontecimiento. Este sueño simboliza que no hemos actuado bien y por ello nos sentimos culpables y arrepentidos. Es usual tener sueños como este cuando le hemos mentido a alguien que amamos, por ejemplo, porque fuimos infieles. Tratemos siempre de actuar de la manera correcta, y si nos arrepentimos de algo que hicimos, es importante que aprendamos a pedir perdón.

En definitiva, soñar con Satanás suele indicar que nos sentimos inseguros sobre alguna decisión tomada recientemente, o no estamos conformes con la manera de manejar algunas situaciones. Recordemos que todos atravesamos épocas confusas, en las que no sabemos con exactitud qué es lo mejor para nuestro futuro.

Diablo envuelto en llamas
Es usual que cuando soñamos con el diablo, lo veamos envuelto en fuego y con sus característicos cuernos
Lo importante es mantenernos firmes en nuestras convicciones y no dejarnos abatir por el enemigo ni por nuestros propios pensamientos. Soñar con Lucifer puede conducirnos a un progreso espiritual y a una reafirmación de nuestra fe.