¿Qué significa soñar con ataúdes?

Los ataúdes y las tumbas en los sueños se vinculan fundamentalmente con aspectos negativos, tales como pérdidas, enfermedades y muertes. Aún así, es importante prestarle atención al contexto del sueño para lograr una mejor interpretación del mismo, ya que puede vincularse con algún cambio de mentalidad tras algún evento.

Ataúd en los sueños
Ataúd en los sueños
Pues entonces, el significado cambiará acorde a nuestro estado actual, aunque es usual experimentar estos sueños si recientemente hemos sufrido la pérdida de un familiar. A continuación analizaremos algunos posibles casos de soñar con ataúd.

  • Soñar que estamos dentro de un ataúd es el único sueño que puede interpretarse como buen augurio. Se relaciona con un cambio radical en nuestras monótonas vidas, que puede estar vinculado con viajes, una nueva relación sentimental, mudanzas o incluso cambios en nuestros puestos de trabajo. Representa también la longevidad.
  • Soñar con una persona dentro de un ataúd durante un entierro se relaciona con una época llena de dolor, angustia y desesperación. Sentimos que todos los problemas nos superan y nos estamos sumergiendo en la depresión, que se representa en las caras de tristeza de las personas que están presenciando ese acontecimiento.
  • Ver una lápida con nuestro nombre en los sueños indica que sucederá algo que marcará nuestro antes y nuestro después. No necesariamente se relaciona con aspectos negativos, simplemente es una forma de anunciarnos el comienzo de un nuevo periodo.
  • Soñar que estamos atrapados dentro de un ataúd quiere decir que no podemos mostrarnos como verdaderamente somos frente a la sociedad por temor a la opinión ajena. No debemos reprimirnos a nosotros mismos, ni permitir que los demás nos manipulen. Nuestras ideas y opiniones son tan valederas como las de los demás. Por el contrario, si logramos escapar de ese encierro, indica que podremos solucionar todos esos problemas que nos tienen a mal traer.
  • Ver un ataúd se mueve solo es un indicio que tendremos problemas con nuestra pareja. La comunicación es fundamental para que una relación perdure en el tiempo y no se desvanezca por el cansancio o los malos entendidos.
  • Soñar con un ataúd lleno de flores significa que alguien de nuestra familia está por casarse, sin embargo, a esta persona se le presentarán muchos obstáculos a la hora de concretar este compromiso. Es probable que este matrimonio termine siendo un fracaso. Puedes profundizar tu interpretación leyendo el significado de soñar con flores.
  • Soñar que lloramos frente a una tumba se asocia directamente con malas noticias. Recordemos que lo doloroso nos hace fuertes y nos ayuda a recapacitar sobre algunas actitudes.
  • Ver cómo transportan un ataúd quiere decir que estamos llenos de preocupaciones, y problemas del pasado que aun no somos capaces de subsanar. Es hora de curar esas heridas y mirar hacia el futuro. También se relaciona con riñas y discusiones en el ámbito familiar.
  • Soñar que vemos un ataúd viejo y desgastado hace referencia a la pérdida de dinero. Quizá la persona con la que compartimos nuestras vidas, no es consciente del dinero que gasta, así que debemos ponerle un freno para evitar mayores complicaciones.
  • Encontrarnos rodeadas por ataúdes significa que atravesamos una mala racha, en donde las desgracias y las malas juntas están acechándonos permanentemente. Es importante realizar algún viaje para despejarnos y cambiar de aire.
  • Soñar con un ataúd abierto es señal de enfermedades. Debemos cuidar nuestra salud y la de nuestros seres más allegados.
  • Soñar que nos transportan al cementerio en un ataúd se asocia a trastornos o enfermedades graves en algún pariente o amigo. Debemos acompañarlos en estos momentos duros, ya que en los momentos difíciles es donde verdaderamente se conocen los sentimientos de las personas. Si el sueño fue muy intenso, seguramente te servirá leer sobre los cementerios en los sueños para una interpretación más precisa.

En términos generales, los ataúdes y las tumbas en los sueños indican que deberemos tomar consciencia sobre nuestros actos y comportamientos. Es posible que estemos hiriendo a alguien sin querer, lo cual nos conduzca al inexorable arrepentimiento.