¿Qué significa soñar con divorcio?

El divorcio es, la separación legal de dos personas que, previamente, han contraído el matrimonio. Este tipo de sueños suele estar vinculado con la inseguridad, la falta de comunicación y con las decepciones en general. Sin embargo, muchas personas se preguntarán: ¿por qué sueño que me divorcio?

El divorcio en los sueños
Soñar con el divorcio es común cuando se atraviesan momentos dificiles en la pareja
Lo que sucede es que soñar con divorcio no necesariamente se relaciona con la pérdida de amor, sino que puede asociarse a factores externos. A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con divorcio y separación.

  • Soñar que nos divorciamos significa que nos sentimos incomprendidos socialmente, pero sobre todo por parte de los miembros de nuestra familia. Quizás nos encontremos en una época complicada y estemos más susceptibles de lo normal. Es importante poner un poco los pies sobre la tierra y desligar los problemas laborales de los amorosos. Soñar que nos separamos también puede referirse a la necesidad de establecer prioridades en nuestra vida. Cada quién tiene su propia escala de valores y en función a ella, se desenvuelve en las diversas circunstancias que se le presentan cotidianamente.
  • Ver que otras personas se divorcian en los sueños quiere decir que conocemos algunos casos reales en donde personas cercanas a nosotros están en trámites de divorcio, o que intuimos que se encuentran en dicha fase. Esto genera temor a que nos ocurra lo mismo con nuestro matrimonio. Es fundamental alimentar el cariño todos los días, aunque sea mediante pequeños detalles, los cuales fortalecerán los vínculos con nuestro marido o mujer.
  • Soñar que nuestra pareja nos pide el divorcio hace referencia a la falta de necesidad en nosotros mismos. Es normal para nosotros compararnos con las demás personas y encontrar miles de defectos en nosotros mismos. El hecho de compararse no está mal, el problema es cuando llegamos al punto en el que esas comparaciones nos afectan moralmente. Seamos inteligentes y aprendamos a querernos más, aceptando nuestros defectos, sin olvidar nuestras virtudes. Por el contrario, soñar que le pedimos el divorcio a nuestra pareja, insinúa que no nos sentimos a gusto con nuestras amistades o con nuestras relaciones. Sentimos que es más lo que ofrecemos, que lo que los demás nos dan. Estamos carentes de afecto y sino cuidamos nuestro matrimonio, es posible que recurramos a la traición o infidelidad.
  • Estar tramitando un divorcio en los sueños es señal de que seremos el apoyo de algunas personas de nuestro entorno, quienes están atravesando malos momentos con sus respectivas parejas. Deberemos ser solidarios y escuchar los problemas ajenos con atención, uno nunca sabe cuando nosotros necesitemos de los demás.

En términos generales, soñar con divorciarse es un sueño bastante común, sobre todo si estamos atravesando cambios importantes en nuestra vida, como por ejemplo, cambios de casa, cambio de puesto de trabajo, o incluso cuando estamos intentando superar la ruptura con nuestro ex novio o ex novia. Si no estamos casados, puede representar nuestro temor a la soledad, a no hallar nunca a nuestra media naranja. Como podemos apreciar, soñar con divorcio, puede traer consigo diferentes acepciones, pero siempre deberemos tener presente nuestro contexto para lograr una mejor interpretación de nuestro sueño.