¿Qué significa soñar con una boda?

Soñar con un casamiento, al igual que sucede con numerosos sueños, adquiere diferentes interpretaciones variando acorde al contexto y a la situación actual en la que nos situemos. Los significados también dependen del entorno de la boda, es decir, de nuestro rol dentro del sueño, de la cantidad de invitados, de nuestro estado civil en el momento del sueño, de nuestra vestimenta, si bailamos en el sueño o si besamos a alguien, entre otros indicios que analizaremos a continuación.

Soñar con bodas
Las bodas en los sueños
  • Soñar que asistimos a una boda puede indicar que se avecinan malas noticias. Además, si la boda es de nuestra pareja, nos plantea falta de seguridad con nuestra pareja, incluso temor a perderla.
  • Casarnos con otra persona que no es nuestra pareja real está vinculado a la inseguridad que nos transmite nuestra actual situación sentimental.
  • Soñar que nos casamos estando solteros indica un buen presagio y buena suerte. Por el contrario, si nos casamos estando casados implica que tendremos que estar preparados para futuros problemas y disgustos con nuestra pareja.
  • Soñar que asistimos a nuestra propia boda refuerza los lazos familiares que creíamos perdidos y desgastados.
  • Ser el padrino de una boda en el sueño significa que actuaremos de apoyo incondicional para amigos o para personas cercanas.
  • Si tenemos nuestra luna de miel quiere decir que estemos preparados porque una gran sorpresa se nos avecina.
  • Soñar que recibimos invitados para una boda es un indicio que despilfarraremos demasiado dinero.
  • Soñar con un ex novio y casarse en lugar de con nuestra pareja actual simboliza que nuestra relación comparte varias cosas en común con nuestra relación pasada, es decir, que nos trae recuerdos del subconsciente.
  • Es importante prestar atención a los invitados, ya que si nos casamos y todos nuestros invitados están vestidos de negro indica próximas decepciones y abundante tristeza. 
  • Soñar que durante una boda ocurre algo desagradable significa que nos esperan malos y desagradables momentos, que quizás estén vinculados con enfermedades.
  • Finalmente, soñar que nos invitan a una boda suele ser presagio de mala suerte, problemas y disgustos.

Como pudimos apreciar, existen diversos significados a tener en cuenta en las bodas de los sueños, solamente hay que prestar atención a nuestra actual situación sentimental y extraer nuestras propias conclusiones en función a los apartados que se enunciaron. ¡Aun estamos a tiempo de modificar nuestro destino!