¿Qué significa soñar con casas?

Las casas son construidas para que podamos vivir en ellas, refugiados de la sociedad y de prejuicios, y es usual encontrar a este sueño íntimamente relacionado con las ciudades.

Las casas en los sueños
Las casas en los sueños
La interpretación del sueño, variará de acuerdo al estado en el que observemos esta edificación y nuestra interacción con ella. A continuación analizaremos algunos posibles casos de soñar con casas.

  • Soñar que estamos en una casa nueva a estrenar simboliza toda la gama de oportunidades que se nos presentarán en un futuro no muy lejano. Será momento de tomar importantes decisiones personales, las cuales directa o indirectamente afectarán a nuestra familia. Somos forjadores de nuestro propio destino.
  • Ver nuestra casa en los sueños se relaciona con nuestra seguridad y paz interior. Tenemos en claro qué queremos y cuáles son nuestros límites. Mientras mantengamos nuestra autoestima alta y actuemos con determinación, nuestro éxito estará asegurado.
  • Soñar que estamos en una casa que no es nuestra representa nuestra necesidad de cambio. Nos encontramos en una encrucijada y dudamos sobre nuestra capacidad para adaptarnos a nuevas situaciones o desafíos. No olvidemos el dicho que dice: "el que no arriesga no gana". Quizás sea momento ideal para renovarnos y romper con esta rutina que tanto nos agobia y desmotiva.
  • Encontrarnos con una casa en deteriorada o en mal estado quiere decir que somos conscientes acerca de nuestro mal accionar en el pasado, o de las malas decisiones que nos han perjudicado. De los errores se aprende, pero no podemos vivir culpándonos por lo que hicimos o por lo que dejamos de hacer. Aprendamos a vivir el presente para disfrutar de la vida.
  • Soñar que estamos dentro de una casa vacía o abandonada insinúa que sentimos que algo nos falta en la vida, pero no estamos seguros qué es. Meditemos al respecto y hagamos un cambio en nosotros mismos en caso de ser necesario. Se vincula con una etapa de cambios y renovación. También advierte que si no cuidamos nuestra salud, podremos contraer alguna enfermedad.
  • Construir una casa en los sueños o tener los planos de una indica que tenemos muchos planes y metas. Somos personas optimistas por naturaleza, y ésto nos ha permitido salir adelante de todo tipo de situaciones difíciles. Sigamos con esta postura positiva y todo frente a nosotros se teñirá de rosa.
  • Soñar que nuestro hogar se llena de agua o se inunda es señal que nos sentimos agotados tanto física como mentalmente por alguna situación extrema que nos toca vivir actualmente. Estamos abrumados y no sabemos cómo manejarla. Es importante contar con nuestras amistades para que nos aconsejen y ayuden a salir de nuestra angustia. Este sueño se relaciona especialmente con agua, por lo que es recomendable conocer su interpretación para analizar nuestro contexto en particular.
  • Ver que destruyen nuestra casa quiere decir que nuestra paz está siendo afectada, ya no nos sentimos cómodos en nuestro lugar de trabajo o de estudio, porque nos sentimos atacados o insultados por algún compañero. No permitamos que los demás puedan controlar nuestras emociones a su gusto y no descuidemos nuestra salud.
  • Soñar con una casa encantada hace referencia a nuestra necesidad por ocultar quién verdaderamente somos frente a desconocidos. Con el tiempo hemos construido una barrera, para impedir que nos dañen. Es natural ser un poco desconfiado, pero recordemos que todos los extremos son malos.
  • Encontrarnos limpiando nuestro hogar quiere decir que estamos en una época de replanteamiento. No nos sentimos a gusto con nuestra vida actual, pero estamos dispuestos a correr los riesgos que seamos necesarios para cambiar.
  • Soñar que vivimos en una mansión o una casa con muchas habitaciones indica que al ser perseverantes, todas nuestras metas se cumplirán a corto o largo plazo. Es sinónimo de estabilidad económica y laboral.
  • Los crujidos en el piso o en las paredes de nuestra casa señalan que pronto ocurrirá algún evento que pondrá en peligro la tranquilidad de nuestro hogar. Pese a cualquier adversidad, nunca perdamos la comunicación con todos los integrantes de nuestra familia, de lo contrario, se pondrán en riesgo nuestras relaciones.

En general, las casas en los sueños simbolizan algunos aspectos de nuestra personalidad y la manera, correcta o incorrecta, en la que manejamos algunas situaciones.