¿Qué significa soñar con abuelos?

Soñar con familiares fallecidos, es un sueño bastante común y frecuente que, generalmente, se asocia con los abuelos. Los abuelos son símbolo de ternura, comprensión, cariño y sabiduría. De todas formas, dependiendo del contexto del sueño, éste también puede adquirir algunas connotaciones negativas.

Los abuelos en los sueños
Los abuelos en los sueños
Para lograr una mejor interpretación, es importante que tengamos en cuenta cada pequeño detalle del sueño en cuestión. A continuación analizaremos algunos posibles casos de soñar con abuelos.

  • Soñar con nuestros abuelos vivos representa que tendremos éxito laboralmente. Nuestros esfuerzos serán reconocidos y probablemente seamos galardonados por ellos. Llegaron los tiempos de auge a nivel profesional, es nuestro oportunidad de brillar y demostrar de lo que somos capaces.
  • Ver a nuestros abuelos que ya han fallecido en los sueños representa fundamentalmente cuánto los extrañamos y cuánto anhelamos estar con ellos. Fueron personas muy importantes para nosotros, y sentimos fuertemente su ausencia. También hace referencia a nuestra soledad y necesidad de contar con alguien, para que nos proteja, guíe y aconseje.
  • Soñar que buscamos a nuestros abuelos y no los encontramos quiere decir que, consciente o inconscientemente, necesitamos de la ayuda y del apoyo de algún ser querido. Es posible que nos encontremos en una etapa difícil de nuestras vidas, pero no sepamos con certeza, qué camino tomar. No desesperemos, pronto hallaremos la solución. Recordemos que: "ningún mal dura cien años".
  • Ver tristes a nuestros abuelos en los sueños significa que recibiremos malas noticias. Incluso puede estar asociado directamente con alguna mala decisión que hemos tomado, o bien, que estemos a punto de tomar. Si tenemos dudas, es mejor charlarlas con algún amigo o ser querido, quizás nos ayuden a resolver nuestros problemas.

En general, los abuelos en los sueños representan principalmente nuestro deseo de reconocimiento y nuestra necesidad de afecto. Aunque nos resulte difícil de creer, hay muchas personas que están dispuestas a ayudarnos, simplemente debemos aprender a escucharlas y hacerles un lugar en nuestro corazón.