¿Qué significa soñar con fantasmas?

Soñar con fantasmas, espíritus o apariciones se puede convertir en uno de los sueños más recurrentes que podamos tener.

Los fantasmas en los sueños
Los fantasmas en los sueños
Generalmente están asociados con el miedo a la muerte, la rotunda pérdida de la fe tras algún suceso trágico, o simplemente una advertencia acerca de un hecho que nos acontecerá en un futuro cercano. A continuación detallaremos algunas posibles interpretaciones de este sueño.

  • Soñar que vemos espíritus se asocia con la aparición de algunos problemas que nos ocasionarán algunos dolores de cabeza. Es necesario afrontar todas las situaciones, por más complicadas que sean, para poder resolverlas.
  • Ver fantasmas en los sueños quiere decir que tenemos deseos reprimidos y no nos sentimos a gusto con quienes somos. No nos desesperemos y tengamos en claro que contamos con dos formas de solucionar el problema: cambiar o aceptarnos.
  • Soñar con fantasmas de personas que conocemos insinúa que somos propensos a las decepciones, ya que hay personas de nuestro entorno que nos envidian y actúan de mala fe. Apartémosnos de las relaciones tóxicas. Si en cambio soñamos con el espíritu de una persona muerta, indica que estamos arrepentidos, o sentimos culpabilidad, porque pensamos que no hemos actuado correctamente con ella. 
  • Si soñamos con nuestros padres muertos se asocia con nuestra necesidad de afecto, cariño y protección. Nos sentimos solos y a la deriva en la vida. Aprendamos a confiar más en la gente que nos rodea, ya que no todos tienen malas intenciones para con nosotros.
  • Ver fantasmas de personas conocidas pero que siguen con vida representa un cambio radical en nuestras vidas. No es momento de realizar negocios, ni de compenetrarnos en nuevos proyectos.
  • Soñar con fantasmas vestidos de blanco está vinculado con el éxito en nuestros futuros planes o emprendimientos. Por otro lado, soñar con fantasmas vestidos de negro representa la desesperación, la frustración y el fracaso. Puede indicar que una persona cercana necesita de nuestra ayuda para sobrellevar su enfermedad, aunque también relacionarse con nuestra sexualidad o nuestra vida sexual en general.
  • Soñar que nos asustan los fantasmas significa que en un futuro no muy lejano, predominarán las situaciones difíciles y dolorosas. Estemos preparados para una época de sufrimiento.
  • Si un fantasma o espectro nos sigue está asociado con cambios, con un periodo de renovación espiritual.
  • Tocar a un fantasma y que éste no desaparezca simboliza nuestros miedos y temores. Sabemos que debemos enfrentar las situaciones, pero no nos sentimos capaces de avanzar. Confiemos en nosotros mismos y salgamos adelante.
  • Soñar que un fantasma o espíritu intenta matarnos es un buen presagio, ya que representa nuestra madurez y fortaleza. Podremos vencer cualquier situación difícil que se nos presente.
  • Encontrar fantasmas en nuestra casa se relaciona directamente con la llegada de noticias. Si los fantasmas están vestidos de blanco, serán buenas, de lo contrario, recibiremos malas noticias.
  • Soñar que nos llama un fantasma quiere decir que volverá a entrar en nuestras vidas, una persona que fue muy importante para nosotros en el pasado. Se asocia con eventos inesperados, como el regreso de un ex novio o ex novia.
  • Ver un espectro o fantasma que lleva cadenas simboliza nuestra aferración con el pasado. Debemos aprender a vivir el presente.
  • Soñar que los fantasmas juegan con nosotros significa que vendrá una época de buena racha.
  • Soñar que los espíritus hablan con nosotros está vinculado con nuestro miedo a la muerte. Es posible que hallamos sufrido la pérdida de personas muy importantes para nosotros y que ello nos haga pensar demasiado en el tema. Hagamos memoria, e intentemos recordar la charla que mantuvimos, quizás nos alerte sobre posibles problemas.

En términos generales, soñar con fantasmas, espectros o espíritus puede traer connotaciones positivas o negativas, pero para poder juzgarlas por nosotros mismos, debemos tener en cuenta el contexto en el cual nos encontramos.