¿Qué significa soñar con hijos?

Para los padres, los hijos son los seres más queridos y más importantes, siendo capaces de hacer hasta lo imposible por su bienestar. Soñar con nuestros hijos usualmente denota preocupaciones, angustias y conflictos en el plano afectivo.

Los hijos en los sueños
Los hijos en los sueños

A continuación detallaremos algunas de las interpretaciones más comunes para este sueño en particular.

  • Soñar que tenemos un hijo, pero en la vida real no lo tenemos implica futuras peleas familiares. Seamos un poco más condescendientes con nuestros seres amados.
  • Tener un hijo ilegítimo en los sueños se relaciona con posibles malos entendidos y conflictos entre familiares. Recordemos que en general la infidelidad en los sueños, no tiene una connotación positiva.
  • Soñar que perdemos un hijo es señal de que perderemos a algún ser querido. Tratemos de compartir la mayor cantidad de tiempo con los nuestros para evitar el arrepentimiento.
  • Ver que nuestro hijo está enfermo quiere decir que las actitudes de nuestro hijo nos traerán muchos dolores de cabeza. Recordemos que la comunicación padre-hijo es fundamental para su desarrollo y crecimiento.
  • Soñar que nuestro hijo vuelve a ser pequeño indica la llegada de periodos repletos de alegría y felicidad.
  • Si nuestro hijo es lindo y respetuoso en el sueño significa que estamos orgullosos de él y que cumplirá todas nuestras expectativas.
  • Soñar que vemos a nuestro hijo caer a un precipicio o que tiene algún accidente es un mal augurio. Nos advierte sobre enfermedades y grandes pérdidas. Sin embargo, si logramos rescatarlo, indica que podremos dar un vuelco al destino. No perdamos la esperanza. Recordemos que aquí podemos leer más en detalle el significado de soñar con caída.
  • Ver cómo nuestro hijo recibe premios quiere decir que estamos orgullosos de él y de su continuo esmero.
  • Soñar que tenemos lejos a nuestros hijos indica el miedo a alejarnos de ellos. Comprendamos que tarde o temprano debemos dejarlos partir.
  • Ver que somos hijos primogénitos, pero en la vida real no es así simboliza que gracias a nuestra aptitud, habilidad y sentido de la responsabilidad, llegaremos lejos en el ámbito laboral. Por el contrario, si en la vida real también lo somos insinúa que somos débiles e inmaduros, ya que tenemos miedo a enfrentar problemas y a asumir responsabilidades típicas de nuestra edad.
  • Soñar que queremos tener un hijo significa que estamos preparados para tomar decisiones importantes que cambiarán el rumbo de nuestras monótonas vidas.
  • Si tenemos una pelea con nuestro hijo en nuestro sueño representa el distanciamiento que existe en nuestra relación padre-hijo. Intentemos acercarnos y comprenderlos a través de la empatía.

En términos generales, soñar con un hijo se relaciona tanto con lo mejor como con lo peor de nosotros; es decir, con ideales, esperanzas, temores y dificultades manejar determinadas situaciones. En muchas ocasiones, suele significar que nos preocupamos demasiado por ellos, todo depende del contexto en el que nos encontremos y de nuestra forma de ver la vida.