¿Qué significa soñar con dulces y caramelos?

Soñar con dulces representa la inocencia, el amor en su forma más pura, así como también el anhelo de llevarnos bien con la gente que nos rodea.

Soñar con chicles
Soñar con dulces y caramelos hace referencia a la dependencia que tenemos sobre las cosas y las personas
Los dulces y las golosinas pueden elaborarse a partir de azúcares o edulcorantes, siendo los primeros, los más clásicos y usualmente los más adictivos. Por ello es que, soñar con dulces lleva implícito el concepto y la idea de dependencia.

Golosinas y chupetines
Soñar con comer un chupetín o golosina en general indica que actuamos en consecuencia de las actitudes ajenas
Es importante controlar las emociones para no perjudicar las relaciones sociales que más nos competen. A continuación ampliaremos y analizaremos algunos significados de soñar con dulces.

  • Soñar que masticamos un chicle o goma de mascar

    hace alusión a nuestra necesidad por que algo perdure en el tiempo, incluso más allá de los límites de la razón. Puede que la relación con nuestra pareja no sea la mejor, que nuestra amistad esté pendiendo de un hilo o que los proyectos no obtengan los resultados positivos que deseábamos... Sea cual sea el caso, no queremos aceptar la realidad, nos negamos a aceptar que todo ciclo comienza y termina, caer en la cuenta de que todo tiene un inexorable final en esta vida. Llegó el momento de pensar con la mente en frío y determinar si verdaderamente todo nuestro esfuerzo vale la pena, porque es muy probable que estemos gastando energías y perdiendo el tiempo en algo que no cambiarán nunca. La vida es una sola y el tiempo que se va, nunca regresa.
  • Soñar que nos regalan caramelos o comemos dulces

    quiere decir que actuamos en consecuencia a las actitudes ajenas, siendo fácilmente manipulables en todo contexto. El hecho que nos obsequien dulces en los sueños, a veces se vincula a las adulaciones, razón suficiente para prestar suma atención al comportamiento de las personas que nos rodean, porque es posible que estén escondiendo sus verdaderas intenciones, y se estén valiendo de nuestra ingenuidad para conseguir sus propios objetivos. No permitamos que nos endulcen la oreja y seamos más precavidos con nuestras acciones.
  • Soñar con dulces de colores

    simboliza nuestra infancia y la pureza. Atesoramos cada pequeño recuerdo y los revivimos como si hubiesen ocurrido ayer. Está bien tener memoria, no olvidar nuestras raíces ni los momentos bellos que hemos experimentado. Sin embargo, no podemos estar constantemente reviviendo el pasado, creyendo que todo lo que sucedió fue mejor. Las decisiones tomadas, los vínculos formados y la vida misma, nos ha convertido en quiénes somos, pero para poder vivir a pleno el día a día, tenemos que centrarnos en el presente, caso contrario, nunca saldremos adelante. Soñar con dulces de colores simboliza también un amorío, una aventura. El amor nos está cegando completamente y esto hace que, mejoremos la relación con nuestra pareja, pero la empeoremos con otras personas de nuestro círculo. Procuremos no descuidar a la gente que siempre nos ha apoyado y ayudado. Puedes profundizar sobre esta interpretación si lees el significado de soñar con infidelidad.
  • Soñar que regalamos dulces

    hace hincapié en nuestro deseo de compartir buenos momentos con las personas que amamos. Los emprendimientos, un nuevo trabajo, un cambio importante en nuestra rutina, hace que queramos compartir nuestra inmensa felicidad y brindar por ello. Este sueño además sugiere que nos gustaría retomar el contacto con aquellas personas que hace tiempo no vemos, o bien, recuperar relaciones perdidas por alguna discusión. Nunca es tarde para perdonar ni para ser perdonado. Aprovechemos las oportunidades que la vida nos regala para fortalecer vínculos.

En términos generales, soñar con dulces y caramelos puede representar el deseo de destacar y ser recompensados por los resultados que obtenemos. No podemos estar constantemente esperando la aceptación ajena, porque lamentablemente no siempre se valora el trabajo que hacemos ni las buenas acciones que llevamos a cabo.

Paletas de colores
Soñar con dulces de colores señala nuestra infancia e inocencia, que a su vez puede señalar que nos sentimos manipulados
Soñar con dulces implica que debemos desapegarnos un poco de las relaciones y ser un poco más egoístas, pensando más en lo que queremos para nosotros que en aquello que le complace a los demás.