¿Qué significa soñar con polillas?

Soñar con polillas representa el temor de perder, en un abrir y cerrar de ojos, todo aquello que hemos construido con tanto esmero y dedicación.

Soñar con polillas
Soñar con polillas apunta a nuestra manera de ver las cosas y de preocuparnos de más por cosas sencillas
Las polillas son insectos que se caracterizan por consumir varios de los alimentos o elementos de nuestro hogar, por ello se les atribuye un carácter negativo. Normalmente asociadas con nuestros armarios, las polillas también suelen atacar alacenas y cajones.

Polillas volando
Soñar que las polillas atacan nuestra ropa hace referencia al miedo al aislamiento social y a la soledad
Soñar con polillas hace referencia a las vueltas inesperadas de la vida, y a los resultados que obtenemos en caso de descuidar ciertas cosas fundamentales. A continuación analizaremos algunos posibles significados de soñar con polillas.

  • Soñar con polillas

    simbolizan las posibles pérdidas materiales o rupturas emocionales. Las polillas, a grandes rasgos, se alimentan de las cosas que tenemos guardadas y que prácticamente no les prestamos atención. Por consiguiente, soñar que vemos polillas quiere decir que, corren peligro todas aquellas relaciones que por alguna razón hemos descuidado con el tiempo, así como también, el aspecto meramente económico de nuestro hogar. Necesitamos ser más organizados con los gastos y los ingresos, de esta forma, evitaremos grandes y amargas sorpresas.
  • Soñar con polillas grandes

    hace alusión a la gravedad que le asignamos a cada pequeña situación que repentinamente se presenta. Tendemos a maximizar los problemas y darles mayor importancia de la que tienen. Los únicos perjudicados con este pensamiento, somos nosotros mismos; por lo tanto es necesario relajarnos y reflexionar acerca de cuáles son las verdaderas situaciones problemáticas, para así dejar de gastar energías en aquellas que son simples y no merecen tanta atención.
  • Soñar con polillas en la boca

    insinúa que debemos medirnos un poco en lo que decimos, porque podemos dañar algunas relaciones. Muchas veces no se trata solamente de aquello que decimos en sí, sino además de la forma en la que lo hacemos... quizá del tono de voz que utilizamos o de las palabras que usamos. Hay personas que son muy sensibles o muy perceptivas, y diciendo lo primero que se nos viene a la cabeza, no ayuda a que prosperemos en los vínculos personales o laborales. Para que prevalezca la armonía en un grupo o en una relación, será necesario que dejemos a un lado las diferencias y pongamos nuestro granito de arena.
  • Soñar con polillas en el pelo

    significa que hay gente que se burla o habla mal de nosotros a nuestras espaldas. Sin embargo, si actuamos bien y somos buenas personas, ésto no tiene por qué afectarnos ni hacernos sentir mal. Pensemos que, en todos los círculos siempre hay alguien que se encarga de desparramar chismes, generando un ambiente tenso y proclive a las peleas. No permitamos que una manzana podrida contamine y rompa todas las relaciones. Mantengamos una postura firme y en caso de considerarlo necesario, aclaremos los malos entendidos con la gente que estimamos. Puedes intentar expandir esta interpretación leyendo el significado de soñar con pelo.
  • Soñar con polillas que comen nuestra ropa

    hace referencia al miedo por dejar de formar parte de un grupo y padecer la soledad o aislamiento social. En ocasiones nos preocupamos por tantas cosas por las que, indefectiblemente, dejamos de enfocarnos en las que son más significativas. La imagen que transmitimos es importante para establecer vínculos sociales, pero... ¿a qué nivel? Nosotros mismos determinaremos el nivel de importancia que tiene por encima de otros factores. Seamos auténticos, sin necesidad de estar al pendiente sobre qué opinan de nosotros. Para más información, revisa el significado de soñar con ropa.
  • Soñar con matar polillas

    implica que finalmente podremos ponerle punto final a todo lo que nos torturaba y nos provocaba dolor. Hemos comprendido que no podemos cambiar el pasado, que no podemos modificar las elecciones que tomamos, y que todo ello, nos ha hecho quiénes somos hoy en día. Nos tenemos que sentir a gusto con lo que somos y con los logros que hemos obtenido. Una vez que superamos los hechos del pasado y comenzamos a vivir el presente, toda nuestra perspectiva cambia y mejora notablemente nuestra calidad de vida y la de quiénes nos rodean. No permitamos que los fantasmas del pasado vuelvan a interferir negativamente en nuestra vida.

En términos generales, soñar con polillas indica que, aunque no lo creamos, somos dueños de nuestros propio destino y esclavos de nuestros propios pensamientos.

Polilla en la boca
Soñar que tenemos una polilla en la boca indica que debemos ser más medidos en lo que decimos
Nadie puede decirnos qué pensar ni cómo actuar, en definitiva, nosotros mismos tomamos la decisión de hacer o no hacer tal o cual cosa. Soñar con polillas sugiere que seamos libres de las opiniones ajenas y nos preocupemos por las personas que realmente nos aprecian.