¿Qué significa soñar con pies?

Los pies se encargan principalmente de sostener el peso de nuestro cuerpo, y con ayuda de las piernas, permiten nuestro desplazamiento.

Soñar con pies
Soñar con pies puede hacer referencia al deseo inexorable de libertad e independencia de los demás
Debido a su estructura, nuestros pies pueden adaptarse a cualquier clase de superficie por la que podamos andar, haciendo imprescindible su cuidado mediante el adecuado uso de zapatos, zapatillas o sandalias.

Masaje de pies
Soñar que nos hace masajes en los pies indica que seremos cuidados y comprendidos por las personas de nuestro entorno
Soñar con pies suele estar relacionado con el deseo de sentirnos libres e independientes, sin tener que estar supeditados a nada ni a nadie. Sin embargo la interpretación del sueño dependerá del contexto en el que nos encontremos actualmente, así como también de aquellas metas que nos hemos preestablecido. A continuación detallaremos algunos posibles casos de soñar con pies.

  • Soñar que vemos nuestros pies o la planta de los pies

    quiere decir que no estamos seguros acerca de qué camino tomar, y esta confusión nos trastorna constantemente. El hecho de desconocer a ciencia cierta hacia donde nos dirigimos, nos desalienta y nos impide ver con claridad el futuro. Debemos deshacernos de todas aquellas trabas, cadenas o ataduras, para vivir plenamente y sin prejuicios. No olvidemos que cada quien es partícipe de su propio destino. Este sueño está íntimamente relacionado al de soñar con uñas, ya que se asocian a la absurda importancia que le damos a la imagen que proyectamos sobre nosotros a la sociedad.
  • Soñar con lavarse los pies

    simboliza la ruptura con todo lo que nos hace daño física o psicológicamente. El pasado juega un papel fundamental en la vida de todas las personas, pero no podemos vivir de él. Finalmente hemos comprendido que, no necesariamente, todo tiempo pasado fue mejor, y estamos listos para enfrentar nuevos desafíos. La intepretación del sueño se relaciona con cambios positivos, con un porvenir teñido de esperanza. Ahora que hemos aceptado los acontecimientos que nos han precedido, podremos disfrutar y aprovechar todas las oportunidades que la vida nos presenta día a día. Por otro lado, soñar que le lavamos los pies a otra persona, significa que maduraremos en conjunto y que emprenderemos nuevos proyectos juntos. Este sueño sugiere que se han abierto grandes puertas hacia el amor o los negocios.
  • Soñar que nos lastimamos o herimos los pies

    anuncia la llegada de problemas o conflictos. Quizá le dedicamos demasiado tiempo al trabajo o a los amigos, lo cual perjudicará notablemente la relación que tenemos con los integrantes de nuestra familia. Recordemos que es importante socializar y fortalecer las amistades, pero tengamos en cuenta que la falta de atención, compromiso o nuestras malas actitudes pueden dañar vínculos afectivos, generando peleas en el hogar que pueden desencadenar separaciones.
  • Soñar que nos sangran los pies

    hace principalmente hincapié en dolencias físicas. La sangre representa problemas de salud. Visitemos a nuestro médico de cabecera cuanto antes para prevenir malestares.
  • Hacer una zancadilla en los sueños

    hace referencia a nuestra inconformidad y a la envidia hacia el prójimo. Es probable que no nos hayamos convertido en la persona que queríamos, sintiéndonos culpables y defraudados por nosotros mismos. No olvidemos que una cosa es la que uno planea, y otra muy distinta es la que realmente puede llegar a concretar. En el transcurso de los años, es normal que surjan imprevistos, tales como embarazos o la muerte de algún familiar, que nos obligan a cambiar el recorrido que habíamos pautado en un comienzo. Seamos conscientes que estos eventos forman parte de la vida misma y que depende exclusivamente de nosotros las decisiones que tomemos, el futuro que forjemos.
  • Soñar que nos dan masajes en los pies

    quiere decir que seremos mimados y comprendidos por la gente que nos rodea. Por otro lado, soñar que damos masajes en los pies, se relaciona con la empatía. Hemos pasado por situaciones similares y compartimos experiencias, por lo que entendemos perfectamente los sentimientos de la persona en cuestión.
  • Los pies de un bebé en los sueños

    insinúan que añoramos nuestra infancia y el cuidado de nuestra madre. Para empezar a sentirnos mejor, debemos dejar de depender de los demás y aprender a amarnos más. Madurar significa fortalecer vínculos, pero a su vez está ligado con la necesidad de romper con otros.

En términos generales, soñar con pies, al igual que soñar con estar descalzos, puede adquirir diversos significados según el territorio que pisemos o la acción que estemos realizando.

Soñar con pies de bebe
Soñar con los pies de un bebe hace referencia a nuestra infancia y a la necesidad de la protección maternal
Soñar con pies advierte que es preferible rever los objetivos antes que caminar a tientas por la vida. La seguridad y la confianza se transformarán en los principales motores para nuestro crecimiento personal y profesional.