¿Qué significa soñar con sirenas?

Las sirenas, al igual que los duendes, son seres mitológicos. Desde tiempos remotos se las vincula con la belleza, la juventud y la tentación.

Soñar con sirenas
Soñar con sirenas se relaciona con un ferviente deseo de conformar una relación estable a cualquier precio
Las sirenas se representan comúnmente como mujeres que, en lugar de piernas, poseen una cola de pez, aunque también existe la versión masculina de este ser mitológico, conocido como tritón. La mitología cuenta que estos seres vivían en el mar, donde con sus cantos y belleza lograban enloquecer a las tripulaciones de los barcos, llevándolos a naufragar.

Sirena en la arena
Soñar que una sirena nos llama implica que estamos siendo influenciados por alguien que desea aprovecharse de nosotros
Soñar con sirenas suele ser una señal para alertarnos sobre nuestros pensamientos y accionar. Es posible que debamos volver a poner los pies sobre la tierra y dejar a un lado las fantasías antes de que sea demasiado tarde. A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con sirenas.

  • Soñar que vemos una sirena

    simboliza el fuerte anhelo por tener una relación estable. Muchas veces la soledad nos juega una mala pasada, por lo que los vínculos afectivos que se forman entre los seres que nos rodean nos terminan produciendo náuseas, y nos conducen inevitablemente a los celos. Al encontrarnos tan desesperados por hallar a la persona de nuestros sueños, somos vulnerables a engaños, convirtiéndonos en presa fácil de gente con malas intenciones. Seamos conscientes que no podemos forzar ni manipular a las personas para que nos amen, ya que de esta manera la relación se tornaría enfermiza y no sería recíproca. No nos obsesionemos con el amor, y esperemos pacientemente a que éste golpee las puertas de nuestro corazón en el momento indicado.
  • Soñar que una sirena nos llama

    quiere decir que alguien cercano nos está influenciando negativamente o que desea aprovecharse de nuestra buena fe. La triste realidad es que mucha gente solo persigue la fama y el dinero, siendo capaces de hacer cualquier cosa con tal de ganar ciertos estatus social y económico. Seamos cautelosos y no permitamos que esta clase de persona nos seduzca, para evitarlo es prudente escuchar consejos de amistades, así obtendremos una visión más objetiva de la situación que vivimos.
  • Soñar que una sirena nos ataca

    sugiere que nos sentimos defraudados por alguien muy especial. Este sueño representa el daño que nos han hecho y cuán lastimados nos sentimos por ello. Tanto las infidelidades como las mentiras nos dejan marcas. Podemos perdonar, pero el futuro queda en nuestras manos: podemos volver a depositar nuestra confianza en esa persona o dejarla ir para siempre. Los seres humanos constantemente cometemos equivocaciones, pero solo Dios puede juzgarnos.
  • Soñar que somos sirenas o tritones

    representa nuestra habilidad para manipular a los demás, o bien, nuestro anhelo por lograrlo. Tenemos un gran poder de seducción y sabemos cómo hacer buen uso de ella... o al menos eso creemos. Existen personas que son más inteligentes que nosotros y nos pueden hacer creer que están a nuestra merced, cuando en realidad nosotros hemos picado su anzuelo. Recordemos que toda acción se puede revertir y volverse en nuestra contra.

En términos generales, soñar con sirenas advierte que debemos cuidarnos de quienes nos rodean, principalmente de aquellos que se muestran tan carismáticos y que se caracterizan por su labia.

Sirenas y tritones
Soñar que somos sirenas hace referencia a nuestra capacidad de manipular a las personas que nos rodean
Soñar con sirenas nos recuerda que todavía nos queda un largo camino por recorrer y que no debemos dejarnos cegar por las apariencias.