¿Qué significa soñar con gritar?

Los gritos tienen diversas razones emocionales, es decir, se puede gritar por ira, dolor, miedo, tristeza, felicidad, y por supuesto se puede gritar frente una situación de peligro o sorpresa. Los gritos nos ayudan a descargarnos y a sentirnos mejor, pero esto no es lo que suele pasar cuando soñamos con ellos, llevando a muchos a preguntarse por qué sueño que grito.

Gritar desconsoladamente
Gritar nos ayuda a liberar el estrés, por ello soñar con gritar suele relacionarse con sentimientos contenidos
Soñar con gritar trae consigo diferentes interpretaciones, que varían acorde a nuestra situación actual y a nuestro contexto. Este tipo de sueños suele convertirse en muchos casos en un sueño recurrente, sobre todo si somos personas sumisas o estamos atravesando una época complicada y de mucha exigencia.
Como siempre hacemos aquí, a continuación detallaremos algunos posibles significados de soñar con gritar.

  • Soñar que oímos gritos de auxilio

    significa que alguna persona cercana se encuentra en graves problemas. Tengamos presente que no todos actuamos de la misma forma y que hay gente a la que le cuesta expresar sus verdaderos sentimientos, así como también, solicitar ayuda cuando lo necesita. Deberemos estar alertas sobre las reacciones de nuestros hermanos, amigos, padres, para poder percibir cuáles son las situaciones que los aquejan e intentar ayudarlos en todo aquello que esté a nuestro alcance. También puede interpretarse como una necesidad interna de cambiar nuestra manera de mirar las cosas. Evaluemos si vemos la mitad del vaso vacío o la mitad del vaso lleno, y en función a ello, reflexionemos sobre nuestra manera de ver el mundo. Nunca es tarde para realizar un cambio.
  • Escuchar en el sueño gritos a lo lejos

    quiere decir que somos propensos a ser calumniados. Puede que en nuestro lugar de trabajo por nuestro jefe o compañeros, o incluso dentro de nuestro círculo de amistades, exista alguien que nos envidie o nos cele por algo que tenemos. Estos sentimientos lo único que acarrean son dolor, malestar y odio, por lo que no debemos permitir que nos afecten. Tratemos de ser solidarios y actuar lo mejor posible para sentirnos bien con nosotros mismos y para tener nuestra conciencia limpia, sin importar lo que piensen los demás sobre nuestro accionar. Tengamos en cuenta que siempre habrá alguien a quien no le caeremos en gracia y utilizará todos sus medios con tal de hacernos la vida completamente imposible.
  • Soñar que contenemos los gritos

    insinúa que somos personas débiles, que nos dejamos influenciar fácilmente por los demás. Es fundamental que trabajemos sobre nuestra estima para poder reforzarla, así nadie podrá burlarse de nosotros ni tampoco logrará manipularnos. La seguridad es garantía de éxito, por eso, primero deberemos confiar en nuestras capacidades innatas y explotarlas al máximo. La baja autoestima seguramente ha sido producto de malas experiencias y frustraciones. No perdamos la esperanza en recuperarla, solo recordemos que no será de un segundo para el otro... aun nos queda un largo camino por recorrer.
  • Soñar que no podmos gritar ni hablar

    simboliza la impotencia y la frustración. Este sueño suele ser el más terrorífico de todos, porque nos deja una sensación extraña en el cuerpo al despertar. Muchas personas lo asocian con espíritus malignos o fantasmas, pero no nos asustemos, simplemente se trata de un trastorno del sueño denominado parálisis del sueño.

En definitiva, soñar con gritar está vinculado a los sentimientos reprimidos, que pueden ser por parte del soñador, o bien, de personas con las que nos relacionamos a menudo.

Despertarse a los gritos
Gritar en los sueños puede ser causa que experimentemos una parálisis del sueño
Reflexionemos sobre nuestros miedos y no tengamos temor a enfrentar nuevas situaciones, todo cambio siempre es bueno, ya que representa una oportunidad de aprendizaje única.