¿Qué significa soñar con anillos?

Los anillos representan un alto nivel de compromiso, responsabilidad y lealtad. Estos objetos, al ser joyas, se vinculan además con el poder, la fortaleza y la superioridad.

Los anillos en los sueños
Los anillos en los sueños
Es importante tener en cuenta el contexto de nuestro sueño para otorgarle una mejor interpretación. A continuación analizaremos algunos posibles casos de soñar con anillos.

  • Soñar que tenemos un anillo en el dedo o que un niño nos entrega un anillo se asocia con la felicidad y la prosperidad en el ámbito amoroso. Si tenemos pareja, significa que nuestra relación funcionará y que estamos hechos el uno para el otro; pero en caso de no tenerla, presagia la llegada del amor a nuestras vidas.
  • Ver que usamos varias sortijas y anillos en los sueños indica que emprenderemos muchos proyectos en simultáneo. Estamos muy motivados y lograremos cualquier objetivo que nos propongamos.
  • Soñar que buscamos un anillo quiere decir que pese al esfuerzo que hacemos para que la relación amorosa funcione, se presentarán una serie de adversidades que la pondrán en peligro. Estará en nuestras manos lograr manejar la situación. Es momento de reflexionar qué es mejor para nosotros, y ponerle punto final a esas relaciones tóxicas y enfermas.
  • Ver una sortija de compromiso en los sueños anuncia una propuesta de matrimonio, pudiendo ser ésta hacia nosotros, o bien, hacia algún ser querido muy cercano.
  • Soñar que perdemos o que nos regalan un anillo se relaciona íntimamente con aspectos negativos, tales como la infidelidad y las habladurías. Lo recomendable es dejarse guiar por nuestra intuición acerca de las personas. Las primeras impresiones muchas veces son las más importantes y las que determinarán nuestras futuras relaciones. Por otro lado, si soñamos que regalamos un anillo, significa que deseamos fervientemente ayudar a esa persona en cuestión sea como sea. Nuestra bondad no tiene límites.
  • Encontrarnos un anillo en los sueños hace referencia a la llegada de un nuevo amor. Es posible que el chico o la chica que nos guste, también esté interesado en nosotros, o que conozcamos a alguien más que nos logre cautivar plenamente con sus encantos. Dejémonos llevar por nuestros impulsos.
  • Soñar que tenemos un anillo roto o una alianza que se rompe es de mal augurio, y nos advierte desconfianza, falta de comprensión y futuras decepciones. Se asocia directamente con las rupturas de relaciones. Éstas generalmente están vinculadas al ámbito amoroso, aunque también pueden hacer alusión a otra clase de relaciones inter personales. No nos desanimemos y recordemos que: "no hay mal que por bien no venga".
  • Sentir que un anillo nos aprieta el dedo en los sueños representa la falta de tolerancia y la necesidad de un cambio. Es posible que nuestro matrimonio, o nuestro noviazgo no esté marchando de la manera que deseamos. Lo mejor es terminar con aquellas cosas que nos hacen mal y comenzar una nueva vida. Nunca es tarde para volver a empezar.

En general, los anillos en los sueños suelen simbolizar nuestra necesidad por formalizar alguna relación, o por conseguir una pareja estable. Necesitamos sentirnos comprendidos y amados, pero tengamos en cuenta que, en un vínculo no solamente hay que saber recibir, sino también dar.