¿Qué significa soñar con un cura?

Los sacerdotes o curas, son personas que representan a Dios en la Tierra. Sin embargo, el soñar con ellos, puede ser de mal presagio dependiendo del contexto en el que lo soñemos y en el que nosotros nos encontremos.

Los curas en los sueños
Los curas en los sueños
A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones para soñar con curas y sacerdotes.

  • Soñar que vemos a un cura quiere decir que necesitamos un cambio en nuestras monótonas vidas; una motivación que nos empuje hacia adelante y nos llene de felicidad. Aún estamos a tiempo de encontrar actividades que nos gusten y de aprovechar sabiamente nuestro tiempo. Nunca es tarde para aprender. Incluso puede asociarse con la necesidad de replantear nuestras creencias o de reafirmarlas.
  • Ver muchos sacerdotes en el sueño se relaciona con el surgimiento de ciertos inconvenientes, vinculados preferentemente con la justicia o con la sociedad en sí. Procuremos evitar problemas con la ley.
  • Soñar que vemos a dos curas hablando entre ellos se relaciona con alguna enfermedad. Cuidemos nuestra salud y tengamos mucha fuerza interior para poder afrontar las peores circunstancias. Dios siempre nos acompaña, no estamos solos.
  • Si un cura nos visita en nuestra casa anuncia posibles problemas de salud, ya sea en nosotros, como en algún otro integrante de nuestra familia. Recordemos la importancia de visitar a nuestros médicos de cabecera y de acompañar a nuestros seres queridos en los momentos más difíciles.
  • Soñar con confesarnos ante un sacerdote significa que somos conscientes sobre futuros problemas que pueden surgirnos. Seamos inteligentes e intentemos evitarlos cuanto antes. Hay veces en las que uno posterga ciertas cosas para el mañana, cambiemos un poco nuestro método e intentemos resolver este obstáculo lo más pronto posible, así nos ahorraremos dolores de cabeza y arrepentimientos.
  • Conversar con un cura en los sueños es un indicio que nuestra situación laboral y económica mejorará notablemente. Sin embargo, si el cura se enfada con nosotros y nos reprienda, es presagio de grandes problemas a afrontar.
  • Soñar con algún sacerdote de cierta jerarquía (como un obispo o cardenal) quiere decir que recibiremos algunas noticias en el momento menos esperado. No nos ilusionemos, ya que no necesariamente serán buenas.
  • Si un cura está oficiando un matrimonio en el sueño simboliza la falta de atención en nuestra pareja. En caso de no alimentar el amor y el cariño todos los días, estamos expuestos a que nuestra relación se desgaste y finalice en malos términos. Mimemos a nuestro compañero y por sobre todas las cosas, respetémoslo. Si este es tu caso, puede serte útil conocer el significado de soñar con matrimonio.
  • Soñar que somos sacerdotes y estamos dando una misa señala que debemos ser menos condescendientes con nuestros hijos y con nuestros amigos. Les tenemos demasiada paciencia y amor, pero hay actitudes y comportamientos, que no podemos dejarles pasar. Seamos más firmes con nuestros hijos y más sinceros con nuestras amistades.
  • Soñar que un sacerdote oficia un velatorio insinúa que estamos propensos a contraer alguna enfermedad. Visitemos a nuestro médico de cabecera diariamente y mantengámosnos alejados de posibles accidentes domésticos o laborales.

En general, los curas y sacerdotes en los sueños sugieren que tendremos una serie de problemas que serán complicados de resolver, por lo cual pese a que no seamos muy religiosos, deberemos recurrir a la fe para poder encontrar la solución.