¿Qué significa soñar con menstruación?

Soñar con la menstruación, regla o período suele ser un sueño bastante frecuente, ya sea en el sexo femenino como en el masculino.

La menstruación en los sueños
La menstruación en los sueños
Representa fundamentalmente la femeneidad, maternidad, la fertilidad e incluso un nuevo ciclo. A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones de soñar con la regla.

  • Soñar con menstruación significa que estamos atravesando una época de relax y podemos liberarnos de ciertas cargas y presiones que teníamos en nuestras vidas. Finalmente hemos logrado hallar un equilibrio y desligarnos de preocupaciones que nos atormentaban. Estamos comenzando una nueva etapa donde podremos disfrutar de la paz, la tranquilidad y la armonía.
  • Soñar que estamos menstruando, pero en la realidad todavía no nos vino la regla quiere decir que estamos preocupadas porque se ha cumplido la fecha, pero estamos retrasadas. Es importante cuidarse cuando hacemos el amor, para evitar tener futuras paranoias.
  • Si estamos embarazadas y soñamos con menstruar nos advierte que debemos cuidarnos más y procurar seguir al pie de la letra las indicaciones de nuestro médico. Dejemos que nos mimen. Es aconsejable tomarse las cosas con calma y no precipitarnos más de la cuenta.
  • Soñar que vemos la sangre fuera de la vagina sin razón aparente simboliza nuestra relación con el pasado. Debemos focalizarnos en nuestro presente y dejar atrás los recuerdos. Puedes leer más sobre el significado de soñar con sangre en nuestro artículo.
  • Beber sangre de la regla en los sueños se relaciona con un periodo de estancamiento personal. No podemos avanzar y nos acompaña la frustración en todo momento. Dejemos a un lado los prejuicios y no nos alejemos de nuestras metas. Llegó la hora de tomar decisiones que podrán darle un giro interesante a nuestras vidas.

En términos generales, los sueños de menstruación o regla hacen referencia al hecho de quitarnos un gran peso de encima. Refleja el inicio de una etapa de relajación y despreocupación. Aunque también suele asociarse con el temor al fin de nuestra vida sexual.