¿Qué significa soñar con precipicios?

Soñar con abismos o precipicios nos presagia la llegada de alguna situación peligrosa o riesgosa que deberemos enfrentar cueste lo que cueste.

Los precipicios en los sueños
Los precipicios en los sueños
Suele representar entre otras cosas incertidumbre, limitaciones, baja estima y temores. A continuación analizaremos algunas posibles interpretaciones del sueño.

  • Soñar que estamos al borde del abismo y miramos hacia abajo insinúa que estamos bordeando el peligro. Es una advertencia que nos alerta acerca de no meternos donde no nos llaman, para evitar salir heridos. Nuestros enemigos nos están vigilando de cerca. No seamos tan temerarios y pensemos antes de actuar.
  • Soñar que no podemos ver el final del precipicio quiere decir que estamos próximos a un conflicto, pero que esta no será la primera vez que lo experimentemos, por lo tanto, podremos superarlo de la misma manera que lo hemos resuelto anteriormente.
  • Observar el fondo de un barranco indica que se nos vendrán varios problemas encima, pero que éstos serán fáciles de solucionar. No perdamos fuerzas ni energías preocupándonos por ellos, y démosle prioridad a aquellas situaciones que realmente lo ameriten.
  • Soñar que nos caemos al abismo representa las discusiones y peleas con nuestros seres más queridos. Es probable que existan malas interpretaciones de por medio, así que procuremos mantener la calma y ser más objetivos a la hora del conflicto, para evitar que el problema pase a mayores. Por otro lado, también suele relacionarse con traiciones amorosas, lo que conlleva a decepciones. Es de suma importancia elegir bien a la persona con la que querramos compartir nuestra vida para evitarnos el dolor de sufrir una infidelidad.
  • Lanzarnos al vacío en los sueños simboliza la desesperación. Estamos sumergidos en una depresión sin fin, en donde nos resulta imposible encontrar el camino indicado, el camino que nos conduzca directamente a la paz y la tranquilidad. En momentos de crisis, es necesario acudir a las demás personas, quizás ellas nos guíen y nos liberen de esa enorme carga que llevamos.
  • Soñar que vemos un barranco a lo lejos indica que ya hemos atravesado la peor etapa y que ahora vendrá una época de paz, de consolidación con nuestro interior y con todo lo que nos rodea. Hemos madurado y no nos veremos afectados por pequeños y absurdos dilemas.

En términos generales, soñar con precipicios, barrancos y abismos al igual que soñar con caerse, implica la aparición de graves obstáculos, que nos causarán angustia, tristeza y desesperación. Además puede alertarnos sobre posibles amenazas como accidentes o robos. Tengamos presente que muchas preocupaciones son meros productos de nuestra imaginación, procuremos darle importancia a los hechos verdaderamente relevantes de la vida para poder disfrutarla a pleno.