¿Qué significa soñar con la Virgen María?

Soñar con la Virgen, en el sentido religioso, es un sueño maravilloso que nos llena de paz, alegría y tranquilidad. Nos conecta directamente con nuestro ser espiritual.

La Virgen María en los sueños
La Virgen María en los sueños
Dependiendo del lugar en donde la Virgen se nos presente y de la actitud que nos muestre, variarán las interpretaciones de nuestro sueño.A continuación estudiaremos algunos posibles casos.

  • Ver a la Virgen María en los sueños nos indica que necesitamos un cambio radical en nuestra vida, pero quizá este no sea el momento adecuado para hacerlo. Debemos ser más tolerantes con nosotros y nuestros prójimos. No olvidemos que lo más importante, es mantener viva la fe frente a las adversidades y conservar la tranquilidad ante las crisis que nos aquejan.
  • Soñar que la Virgen nos habla es señal de que nunca estamos solos, siempre nos ampara y nos protege. La Virgen nos está aconsejando para solucionar nuestros problemas. Debemos prestar suma atención a sus palabras, ya que nos ayudarán a resolver nuestras complicaciones.
  • Ver a la la Virgen llorando nos invita a reflexionar sobre la influencia de nuestros actos. No olvidemos que perdonar es divino.
  • Soñar que la Virgen está enojada o triste denota que no llevamos un buen pasar y que tenemos que enderezar nuestro camino. Hemos cometido muchos errores y necesitamos reivindicarnos lo más pronto posible, de lo contrario nos esperará una época de desgracias y angustias.
  • Alabar a la Virgen en los sueños quiere decir que estamos en un periodo de consolidación con nosotros mismos. Sugiere que hemos tomado las mejores decisiones y seremos recompensados por nuestros buenos actos y nuestro gran corazón.
  • Soñar que aparece la Virgen María en medio del campo hace alusión a nuestra inestabilidad y estrés ocasionados por la sociedad en la que vivimos. Es recomendable realizar algún viaje para intentar desconectarnos un poco de las cosas que nos hacen daño y evitar las enfermedades.
  • Ver que la Virgen se nos presenta en nuestra cama simboliza un cambio que debemos realizar en cuanto a nuestra personalidad, nuestro ser interior. Es el momento ideal para cambiar algunas malas actitudes y mejorar la manera de relacionarnos con los demás.
  • Soñar que la Virgen aparece en nuestro trabajo sugiere que el cambio lo debemos llevar a cabo en el ámbito laboral, quizá mediante el planteo de nuevos objetivos para nuestra superación personal.
  • Soñar con la ascensión de la Virgen indica una época de felicidad, a la que debemos sacarle el máximo provecho.
  • Soñar que le rezamos a la Virgen en la Iglesia hace referencia a nuestra necesidad de hablar y de solicitar un buen consejo. Recordemos la importancia de nuestras amistades.

Este sueño se vincula estrechamente con las virtudes, la paciencia, la protección y el amor incondicional. La Virgen María es una guía espiritual, por ello, para las personas católicas, el soñar con la Virgen María adquiere el mismo significado que soñar con nuestra propia madre.