¿Qué significa soñar con excremento?

Según Sigmund Freud, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX, los excrementos o heces están vinculados con el orgullo, el poder económico, el dinero, la vergüenza e incluso con la agresividad que reprimimos.

El excremento en los sueños
El excremento en los sueños
Por lo tanto, aunque soñar con excrementos nos provoque repulsión y asco, no siempre está relacionado con aspectos negativos, y forma parte de uno de los sueños más comunes. A continuación analizaremos algunas de las posibles interpretaciones.

  • Soñar que tocamos excremento presagio de buena suerte en los juegos de azar. No sería mala idea darle una pequeña oportunidad de los casinos. Del mismo modo, soñar con excrementos en el baño es símbolo de suerte en el azar.
  • Si nos manchamos con excremento simboliza la frustración y el fracaso en algún ámbito de nuestra vida. Problemas difíciles de resolver y situaciones humillantes que, estamos a punto de atravesar, o que hemos vivido sin poder superar. En general, todo tipo de contratiempos familiares.
  • El excremento de animales, en términos generales se refiere a contratiempos laborales, aunque nuestra situación económica puede no estar siendo afectada, por el contrario, denota un crecimiento económico.
  • Ver excremento humano indica disputas familiares.
  • Soñar con defecar simboliza nuestra liberación espiritual, la tranquilidad de habernos deshecho de una carga pesada que nos atormentó durante mucho tiempo.
  • Al soñar que un excremento cobra vida de repente estamos asumiendo demasiadas responsabilidades con las que no contábamos, indicando que somos incapaces actualmente de controlarlas.
  • Soñar con diarrea en la cama nos indica que nos sentimos excluidos de la sociedad debido a nuestra manera de pensar.
  • Pisar excremento o caca implica que tendremos éxito en cualquier emprendimiento que hagamos.
  • Si nos cae excremento del cielo significa que tendremos cambios importantes en nuestra vida monótona.
  • Soñar que dormimos encima de excremento se relaciona con la miseria y la humillación pública.

En general, soñar con heces está relacionado con nuestros vínculos familiares, con temas económicos y laborales. También puede representar nuestra soledad e incomprensión por parte de nuestros seres queridos.